Aprende a cuidar tu cutis y a maquillarte según tu tipo de rostro

Algunas mujeres tienen un rostro perfecto; no obstante, la mayoría de ellas tienen alguna imperfección, así sea mínima. Pero no hay de qué preocuparse, conocer tu tipo de rostro y cutis te ayudará a disimular esos pequeños defectos y quedar intachable al lucirte en tu próximo festejo.

Tipos de rostro

Existen tres categorías de cutis: graso, seco y mixto.

Pieles grasas

Las pieles grasas son brillantes ya que producen demasiado sebo. Lo más recomendable para este tipo de rostro es mantener una higiene diaria con un jabón neutro o dermatológico. Aplicar mascarillas de avena o harina de almendras con miel y un toque de limón.

 

Es aconsejable exfoliarse de vez en cuando, si lo haces a diario podrías abrasar tu rostro.

Piel seca

El cutis seco se caracteriza por no tener elasticidad y ser casi escamoso. Para este tipo de rostro te aconsejamos usar crema hidratante a diario y un jabón para piel seca.

 

Las mascarillas de palta con aceite de almendra son alimento para el cutis seco, aplícala una vez a la semana.

Cutis mixto

Las pieles mixtas son grasas en la zona T (frente, nariz y barbilla) y secas en las mejillas y el contorno de los ojos. Para este tipo de cutis conviene hacer una limpieza diaria con un jabón equilibrante, un astringente y una crema hidratante.

 

Salud es belleza, cuida tu piel.

Tipos de rostros

Conocer la forma de tu cara te ayudará a ocultar esas incómodas imperfecciones y esta ventaja te ayudará a sacarle provecho a tu vestido, tus accesorios e incluso a tu cabello y tus anteojos.

 

Existen diversas formas de rostros; por ejemplo, los rostros cuadrados deben difuminar la línea recta de la mandíbula con una base más oscura o crema de bronceado. Estos rostros deben dar especial énfasis a los ojos y elegir colores claros o nude para los labios a fin de mantener las miradas en la parte superior de la cara.

 

Los rostros redondos necesitan afinar el contorno de la cara. Se debe usar una base un tono más oscuro detrás de las mejillas y en la base del mentón. Luego hay que aplicar un iluminador en la frente, la nariz y la barbilla. Esto logrará estilizar el rostro. Lleva tus cejas arqueadas, los ojos ahumados y pon toda la atención hacia tus labios con un rojo intenso o un dorado.

 

Las formas ovaladas no tienen que ocultar casi nada. Profundiza tus mejillas aplicando el blush en el centro y llevándolo hasta la cien. Coloca iluminador en tu zona T y maquilla tus ojos y labios como prefieras.

 

Para un rostro alargado, lo ideal es oscurecer la zona T y la barbilla. Ilumina tus ojos y labios con colores brillantes, así aliviarás un poco la línea larga de la cara. Coloca el blush horizontalmente para acortar las mejillas y juega con tu corte de cabello o tus rizos para intentar redondear el rostro.

No importa tu forma de rostro, eres hermosa

No importa el cutis o tipo de rostro que tengas, hay cosas que debes hacer obligatoriamente. Bebe agua constantemente, si tus labios están secos, imagínate como está tu cuerpo y tus riñones. Aliméntate bien, haz ejercicio. Usa protector solar así no salgas.

 

Ama y cuida tu cuerpo, es el único transporte que tienes.

Add Your Comment

Minimum 4 characters
WhatsApp chat